Líder y jefe; dos caras de la misma moneda

líder y jefe

Antes de comenzar con este prometedor titular, debes saber que ni todos los líderes son fantásticos ni todos los jefes son terroríficos. Sin embargo, a lo largo de todos estos años de formación profesional, experiencias y vivencias propias, sí podemos garantizar que líder y jefe son conceptos que merece la pena desarrollar.

El mercado laboral está en constante evolución, si hace unos años se precisaba de arquitectos, ahora la popularidad la tienen los informáticos, por poner un ejemplo. Y así sucede exactamente con casi todo lo relacionado con el mundo laboral, incluidos los puestos y responsabilidades.

Hoy haremos un pequeño recorrido por alguno de los principales rasgos de cada una de las dos caras de la misma moneda, el superior, ese cargo también llamado jefe y que en algunas ocasiones también se le denomina líder.

El jefe; características de una autoridad impuesta

Si tuvieras que describir qué significa un jefe para ti, ¿Por dónde empezarías? La mayor parte de nosotros responderíamos con una serie de frases cortas en las que se incluirían rasgos como:

  • Es el que da las órdenes e imparte una disciplina en la oficina.
  • La persona que exige unos resultados en función de tu actividad.
  • El que decide cómo y cuándo trabajar.
  • El que te quita las vacaciones de un día para otro.
  • Al que no le tiembla el pulso en recriminar los detalles más absurdos.
  • El que no da ejemplo y abusa de su autoridad en la empresa.

La figura del jefe tradicional ha seguido fija en su posición, ese superior que parece impasible ante el paso de los años y cuyos rasgos siempre están relacionados con la agresividad, la falta de tacto, de empatía e incluso carencia de alma. ¿Te suena de algo?

Lo cierto es que, a pesar de encontrarnos toda clase de jefes, es cierto que este cargo ha sido impuesto a los empleados en la mayoría de casos, ya que los puestos directivos más elevados considerarán siempre que el mejor jefe es el que más respeto infunde, término que muchos confunden con miedo, de ahí su fama.

El líder es un término que ha sabido envejecer mejor, renovándose y empleándose en un marco más dinámico y actual. Cualquiera que tenga capacidad de oratoria, sepa cómo manejar a las personas y las empuje a conseguir sus metas, es un líder.

Un buen jefe se convierte en un gran líder

El líder es una figura a la que la mayoría de la plantilla sigue, donde sus acciones nos motivan para seguir sacando el trabajo adelante y nos dan ejemplo de profesionalidad. Un buen jefe que se precie a poseer estas cualidades estará condenado a evolucionar a líder, un rasgo que para muchos directivos cuesta de comprender.

Suena ilógico, lo sabemos. ¿Cómo podría resultar incómodo para un presidente de empresa contar con líderes en vez de jefes? Lo cierto es que sus argumentaciones, aunque carentes de sensibilidad, poseen cierto razonamiento. Y con esto no queremos darles la razón, pero sí tratar de comprender por qué los líderes son más castigados y escasos en las empresas:

  • Un jefe impone orden y disciplina, el líder motiva.
  • Mientras el líder entretiene y distrae a los empleados, el jefe no da tregua para dejar de centrarse en los objetivos marcados.
  • Con un líder el empleado puede sentir mayor libertad, con la autoridad del jefe no pierden energía en reclamar sus derechos.

Lo que no comprenden es que el problema es mucho más grave que discriminar entre líder y jefe, ya que no entienden que el rendimiento de sus plantillas ha de venir motivado por la ilusión de sentirse partícipes de la compañía y no esclavos por los que deben dejarse la piel a cambio de un simple jornal.

Líder y jefe, ni educador ni profesor

Los empleados deben venir a casa con la educación ya desarrollada, con valores y principios sobre los cuáles el líder o jefe no tienen ninguna responsabilidad.

Dar miedo significa debilidad, mientras que estar constantemente encima de los empleados denota inseguridad e ignorancia sobre el potencial que podrían desarrollar en la empresa. Nadie puede tomar decisiones ni tomar iniciativas por temor a destacar o ser reprendidos por parte de sus superiores.

  • El líder además de motivar, contribuye al crecimiento del empleado.
  • Sirve de modelo e inspiración para los demás, sin generar miedo.
  • Cree en los demás y les invita a potenciar sus habilidades.
  • No limita ni condiciona a nadie, sino todo lo contrario.
  • Y si una plantilla necesita miedo para funcionar, el problema peor.

En este sentido, tanto líder y jefe comparten la necesidad de recordarnos que ninguno de ellos tiene que enseñar disciplina a sus empleados, ya que hablamos de personas que han de venir educadas de casa.

Ahora bien, el líder es una figura orientada hacia el plano motivacional, mientras que el jefe se sigue contemplando como una persona más intransigente, clásica, compleja e irascible. ¿Es esto cierto? No del todo, ya que tanto uno como otro deben garantizar el buen funcionamiento de su plantilla.

Líderes y jefes ha habido durante toda nuestra historia, aunque éstos últimos hayan sido enfocados como unos personajes más duros, lo cierto es que sus responsabilidades están entrelazadas. Desde hace años, contemplamos al jefe como el superior que exige, mientras que el líder nos muestra el camino para crecer.

3 comentarios

  1. Me parece que la nomenclatura de JEFE o LIDER es cultural. Jefe es utilizado con frecuencia en empresas FAMILIARES. Lider en corporaciones multinacionales, empresas de grande porte (S.A), y tambien en EMPRESAS APRENDIZES (medio y pequeño porte), preocupadas con el crecimiento de su cuerpo laboral. Estos nombres designan a personas dedicadas a un equipo de trabajo, si ellas estan bien preparadas apenas es una cuestión de interpretación. En mis trabajos de consultoria empresarial he encontrado Jefes y lideres con alta capacidad de gerenciar equipos como tambien con un bajo gerenciamiento, atemorizando los equipos por la busca de resultados prometidos y no cumplidos. Si el Jefe o lider tienen talento necesitaran de todos sus recursos y habilidades gerenciales. Su sucesso dependera de la combinacion de tres conjuntos de habilidades básicas e interrelacionadas: técnica, humanas e conceptuales. El tema es mui amplio inclusive tiene que ver con el ambiente social donde la empresa esta ubicada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.