Habilidades para un currículum, ¿Crees que las tienes todas?

habilidades para un curriculum

Si tuvieras que enviarnos ahora mismo tu currículum, ¿Crees que éste reflejaría todas las habilidades necesarias para despertar nuestra curiosidad? Puede parecer una pregunta inocente y sencilla, pero lo cierto es que ahora mismo la respuesta estaría condicionada una nueva pregunta. Las habilidades para un currículum son tan diferentes como ofertas de trabajo hay.

Pensar que nuestro currículum está perfectamente completado es una satisfacción enorme, incluso refuerza nuestra posición. Pero seguro que podemos mejorarlo, añadiendo habilidades nuevas y competencias que lo hagan todavía más interesante, ¿No crees?

Hoy nos vamos a enfocar en las habilidades, en las líneas que harán las delicias de cualquier departamento de Recursos Humanos. Porque aunque no lo creas, con una buena organización y exposición de éstas, ganarás muchos enteros de cara a conseguir el puesto.

El currículum vitae, clave para encontrar trabajo

Partiremos de la base de que el currículum es un requisito imprescindible para encontrar trabajo, y como tal, precisa de una atención y cuidados especiales. Si te dicen lo contrario, haz oídos sordos. El currículum es una herramienta fundamental para conseguir convencer y gustar en cualquier entrevista de trabajo.

Y, a pesar de que también conviene tener preparada una carta de presentación, de la cuál ya hemos hablado también, el currículum posee la particularidad de dejar a un lado los textos extensos para sintetizar de la mejor forma posible cuáles son tus habilidades, experiencia y formación en un determinado campo.

Hoy día, no hay candidatura laboral que no solicite la presentación del currículum como documento oficial con el que confirmar tu postulación al puesto de trabajo. Ahora comprenderás el motivo de nuestra insistencia en tenerlo lo mejor redactado y completo posible.

Antes de seguir avanzando en la lectura, asegúrate de tenerlo a mano para ir apuntando todas y cada una de las anotaciones que estás a punto de tomar. Con él delante podrás ver al detalle qué correcciones debes hacer y dónde debes hacer más énfasis.

Habilidades para un currículum, ¿Las pongo todas?

Una de las principales dudas a la hora de preparar un currículum es la conveniencia o no de añadir todas y cada una de nuestras habilidades, las reconocidas a nivel académico como las extraoficiales.

Por eso no es de extrañar encontrar candidaturas para un puesto de trabajo relacionado con la atención al cliente donde se mencionen habilidades como el dominio de las manualidades plásticas, el arte de saber pintar gracias a un curso formativo o incluso la maestría delante del fogón elaborando recetas varias. Obviamente, este contenido carece de valor para la persona encargada de evaluar tu currículum, provocando incluso que ésta termine agotándose, leyendo información nada relevante para el puesto de trabajo. Debes tener en cuenta estas normas:

  • Evita añadir habilidades en el currículum que no tengan nada que ver con el puesto o sector en el que estás interesado.
  • Resume en pocas palabras los conocimientos que posees.
  • Incluye competencias reconocidas oficialmente, como cursos de formación, etc.
  • Recuerda que tus conocimientos adicionales también suman y mucho, siempre que estén relacionados con el sector.

Piensa que para un empleado de Recursos Humanos que revisa todas y cada una de las candidaturas, leer contenido extenso y nada relevante podría hacer que perdieran el interés por seguir leyendo. Esto echaría por tierra tus aspiraciones para conseguir un empleo aun reuniendo las condiciones necesarias.

Habilidades que sí debes incluir y personalizar

Las habilidades en un currículum son uno de los puntos clave para las empresas, ya que en ellas se mencionan todos esos conocimientos que ellos precisamente buscan. Por eso es vital reflejar aquí solo aquellas que sabemos que les van a gustar.

Y, ¿Cuáles son esas habilidades tan imprescindibles?, ¿Cómo podemos saber qué conviene mencionar y qué no? Es mucho más sencillo de lo que imaginas. Tan solo tienes que estudiar y analizar primero qué empresa es, qué hace y cuáles son los requisitos que precisan cubrir con el nuevo puesto de trabajo.

Teniendo esta información, podrás hacer una selección de las habilidades que conviene destacar, eliminando toda aquella que veas que no tiene absolutamente nada que ver. Y en parte, este razonamiento tiene todo el sentido, ya que estarás ahorrando tiempo al lector mientras le proporcionas un valor añadido al contenido que sí has decidido destacar.

  • Habilidades de formación. Son las más importantes a nivel académico, con ellas podrás demostrar al entrevistador que has estudiado y reunido una serie de conocimientos idóneos para el puesto de trabajo y sus funciones.
  • Habilidades adquiridas por experiencia. Si anteriormente realizaste labores similares a las del puesto en cuestión, no pierdas la oportunidad en incluirlas, indicando cuándo y cómo las adquiriste.
  • Habilidades por ser autodidacta. Que no dispongas de la titulación pertinente no quiere decir que debas omitir todas las habilidades que has ido adquiriendo durante tu tiempo libre. Puedes incluso ofrecer una demostración.

Principalmente, las habilidades para un currículum se pueden englobar en estos tres grandes grupos. Eso sí, asegúrate de mencionar solo aquellas que estén relacionadas con las características del puesto solicitado.

https://escuelaempleabilidad.com/la-escuela/master-de-empleabilidad/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.